CARNE GUISADA

INGREDIENTES ( 4 personas)

  • 500 gr Carne para guisar de Kabuena baserria 

  • 3 Zanahorias

  • 1 Cebolla

  • 3 Dientes de ajo

  • 100 gr de guisantes

  • 2 Patatas (opcional)

  • 100 gr de tomate frito

  • 200 ml de vino tinto

  • 200 ml de agua

  • 2 hojas de laurel

  • Sal, pimienta, romero y tomillo

  • Aceite de oliva

PREPARACIÓN 

Paso 1: Lo primero que haremos será retirar el exceso de grasa de la carne. Cuando esté limpia, cortaremos en trozos, la salpimentamos y reservamos.

Paso 2: Pelamos las zanahorias y las troceamos. Pelamos y picamos la cebolla y los dientes de ajo. Reservamos la salsa de tomate y las hierbas aromáticas (laurel, romero y tomillo).

Paso 3: Cuando tengamos todos los ingredientes del guiso listos, ponemos a calentar el aceite en el recipiente que cocinaremos el plato y cuando este se encuentre caliente, iremos añadiendo la carne hasta que tengamos toda la carne dorada. Lo sacamos a un recipiente junto con el jugo que genera.

 

Paso 4: En la misma olla en la que doramos la carne, añadimos un poco más de aceite de oliva, bajamos el fuego y sofreímos unos segundos el ajo picado. Cuando el ajo empiece a bailar, añadimos la cebolla. 

 

Removemos la cebolla y raspamos el fondo de la olla con una cuchara para recuperar los posibles restos de carne que se quedaran agarrados al fondo. Añadimos una pizca de sal para ayudar a que se poche la cebolla y cuando empiece a estar transparente, añadimos las zanahorias troceadas. Las cocinamos unos instantes y añadimos la carne y los posibles jugos que pudiera haber soltado la carne en el plato.

Paso 5: Mezclamos con las verduras, añadimos el romero, el tomillo y la salsa de tomate. Removemos bien, subimos el fuego e incorporamos el vino tinto.

Cocinamos durante un minuto y cuando empiece a hervir incorporamos el laurel y un poco de agua hasta que la carne quede cubierta. Bajamos el fuego, tapamos el recipiente y cocinamos a fuego bajo durante 30 minutos.

Paso 6: De vez en cuando vigilaremos el guiso para controlar el nivel de líquido y removeremos el fondo para evitar que se nos pegue. Cuando la carne esté prácticamente hecha, añadimos los guisantes y los cocinamos otros 5 minutos. Rectificamos el punto de sal y cuando veamos que la salsa esta espesa, quiere decir que tenemos nuestro plato listo.


Si quisiéramos hacer este guiso con patatas, las añadiríamos en este punto, chascadas y unos 20-25 minutos antes de que la carne esté totalmente cocinada.

Recuerda que este tipo de guisos están mucho más sabrosos si se dejan reposar unas horas o incluso de un día para otro.

¡PARA CHUPARSE LOS DEDOS!

Politika - Política

Ziurtagiriak - Certificados

Lankidetza - Colaboración

Kontaktua - Contacto

(+34) 722 20 38 09